CHATO MURCIANO · UNA RAZA QUE REGRESA

Un hecho que entusiasma en Comercial Tabarca es la recuperación en curso de la raza porcina denominada Chato Murciano.

El Chato Murciano es una raza autóctona española de cerdo de pelaje negro propia de la Región de Murcia y el sur de la Comunidad Valenciana, en fase de recuperación. En los años 50 estuvo a punto de desaparecer por las nuevas razas de cerdo (Landrace, Large white o Duroc) que se introdujeron en la región. El Chato Murciano constituía una muy valorada reserva de proteínas y grasas para las familias huertanas dedicadas a la economía de subsistencia por lo que normalmente se alimentaba con desperdicios vegetales no valorados para el consumo humano que generaba la propia huerta.

La formación del cerdo Chato Murciano se produjo a finales del siglo XIX y principios del XX, a partir de cerdos autóctonos de capa negra pertenecientes al tronco Ibérico raza Gabana, para el cerdo Chato Murciano de capa negra, siendo su origen y núcleo de difusión el área de Lorca.

El origen del Chato Murciano se puede fijar a finales del siglo XIX, cuando los agricultores enriquecidos con el negocio de la marchantería, empiezan a realizar cruces con variedades de cerdo: andaluces, portugueses, extremeños y con algunas razas extranjeras mejoradas. Fue en 1913, con la fundación de la Estación de Agricultura General de Lorca o Granja Agrícola, cuando se sentaron las bases de una mejora racial que dio origen a la raza murciana o Chato Murciano en su variedad lorquina de capa negra.

Los nuevos planteamientos industriales y los cambios producidos en la alimentación y la nueva forma de vida rural surgida en la mitad de la década de los años 60, hicieron que la raza porcina “Chato Murciano” fuese literalmente barrida del programa ganadero de la Región de Murcia. Fue a mediados de los años cincuenta cuando se inicia el declive de la hegemonía del Chato Murciano en los mercados, por exigencias de los mismos que impusieron que el cerdo fuese de capa blanca arreciendo los cruces con razas extranjeras con el fin de desterrar la capa negra y ganar en prolificidad y precocidad. El declive culminó en los años sesenta por la caída de la calidad de la carne, derivada del engrasamiento, debido a la carencia de una adecuada selección genética y por el incremento de la demanda cárnica que demandaba la crianza de un tipo de animal más precoz y con mejores parámetros cárnicos.

jamón chato murciano comercial tabarca distribución de bebidas y alimentación alicante 1

Chato Murciano · Una excelencia en recuperación

Actualmente el anhelo por preservar lo autóctono ha llevado al centro CIFEA de Lorca y a IMIDA de Murcia, junto a ganaderos con iniciativa, a plantear el proyecto de recuperación de una raza casi extinguida. Se llevan a cabo una serie de proyectos de Investigación y de Líneas de Trabajo, en estrecha colaboración entre diferentes organismos de la Comunidad Autónoma de Murcia, así como de otras comunidades. El censo actual del Chato Murciano se reparte en unas 18 granjas repartidas a todo lo largo de la geografía murciana cuyo objetivo, que le une, es preservar la existencia de una raza que tiene un gran caudal de formas y recursos genéticos, heredera de la cultura campesina local imperante en el regadío levantino.

El objetivo de este equipo lorquino es la recuperación y promoción de la especie y del producto que de ella se saca, un producto que contiene todos los sabores que se consiguen durante un año y medio de crianza, madurando en la carne de esta raza porcina. El cerdo Chato Murciano es un animal precoz de buen rendimiento y proporción de magro con un buen grado de rusticidad y resistencia. El Chato Murciano necesita espacios libres, áreas para que hagan buen ejercicio y no pierdan los patrones de comportamiento propios de esta especie: el juego, el descanso, el retozo, el lavado y la alimentación basada en productos naturales a base de cereales y vegetales verdes, una alimentación “a la antigua”. De esta manera el ganadero consigue un cerdo sano y saludable, libre de residuos.

Los diversos productos que se sacan de estos cerdos autóctonos de la tierra murciana son inimitables, los jamones olorosos, grasos y sabrosos y la carne de textura tierna, un producto con personalidad suficiente para hacerse un hueco en el mercado, siempre que exista producción suficiente.

Lo cierto es que hay que probarlo para conocer realmente de que estamos hablando, de porqué es muy importante la recuperación del Chato Murciano cuyo jamón es de un exquisito sabor y unas peculiaridades que lo hacen único.

Es una pena que en la actualidad todavía sea poca la fabricación del Chato Murciano, pero en Comercial Tabarca ya hemos decidido su distribución, aunque sea en pequeña cantidad, bajo la marca Quesada Carpio, elaborador de muy buenos jamones, como ya conocéis.

Os podemos anticipar que las pruebas realizadas en alguno de nuestros clientes con el jamón Quesada Carpio de Chato Murciano han sido todo un espectáculo.

Por su escasa disponibilidad, os recomendamos que reservéis ya las entradas para este sabroso espectáculo que ya está en camino.

Chato Murciano by Comercial Tabarca – Distribución de bebidas y alimentación en Alicante.

By | 2017-09-29T11:47:34+00:00 septiembre 29th, 2017|Jamones, Producto Elaborado|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment